“Este libro marca la visión más positiva de la vida, aquella encargada de tratar de encontrar siempre lo mejor y no lo peor del ser humano, de poder ver la jarra medio llena y no medio vacía.

Ayuda a ver diferentes alternativas, que probablemente hasta el momento de ponerte en contacto con el libro, simplemente no se te habían ocurrido.

Este libro es una oportunidad de establecer una especie de reconciliación entre el ego, la mente y la personalidad, ayudándote a reconectar con tu corazón, el lugar de tu verdadera sabiduría, para que logres así tomar consciencia de que la vida se puede mirar desde otro ángulo, diferente al que tenías anteriormente”.

PODEROSO

MAGICO

AUTOAYUDA

Argentina: Libro ARS 10800/ E-Book ARS 5400

Exterior:  Consultar

E-Book USD 11,00

Los precios de los libros no incluyen gastos de envío.

¡PROMOCIÓN PARA ARGENTINA! Con la compra de 2 o más libros el envío es SIN CARGO a CUALQUIER PARTE DEL PAÍS.

¡PROMOCIÓN E-BOOKS ! Comprando 2 E-Books, el tercero va SIN CARGO!

MODO DE PAGO: Mediante transferencia bancaria o link de pago.

EXTERIOR: Costos de Envío: América USD 30; Europa USD 35; Resto del Mundo USD 50.
Medios de pago: Western Union o Paypal

Extracto

MOMENTOS

  • De intensidad.
  • De dicha.
  • De tristeza.
  • De alegría.
  • De placeres nuevos.
  • De sentirse importante.
  • De sentir que nada importa
  • De mirar la vida de frente.
  • De creer que nada alcanza.
  • De querer que todo cambie.
  • De gritar a más no poder.
  • De sentarse en el más absoluto de los silencios.
  • De fiestas.
  • De alborotos.
  • De violencia.
  • De control.
  • De la paz más absoluta.
  • De odios y rencores.
  • De amores incondicionales.
  • De rendiciones y entregas.
  • De fe y esperanza.
  • De seguridad y entrega.
  • De luz interior.
  • De crecimiento profundo.
  • De querer vivir para ser.

Esa es la vida. Solo una suma de momentos, uno tras otro, un devenir de oportunidades para crecer, para experimentar, para ser. Una gran suma de posibilidades con distintas materias a aprender, transitando todos los lados de la rueda karmática, vibrando en intensidad cósmica el desarrollo que cada instante nos vaya presentando en nuestro camino. Sabiendo que el destino lo iremos creando nosotros mismos de acuerdo a la intensidad aplicada y aceptada en el momento en el cual nos encontremos. Aceptemos que la vida es solo eso, un simple y sencillo MOMENTO y si a ese momento le agregamos la comprensión y la aceptación de lo que nos entregue la vida, seguramente vamos a lograr que los momentos que nos toquen en el futuro vayan marcando el sendero luminoso y feliz de nuestra propia evolución.

Ruth Ross

HIPOCRATÍA

Había una vez un mundo llamado “Hipocratía”, por lo cual a sus integrantes se los llamaba hipócratas.

En ese mundo a los niños hasta los siete años no se los escuchaba, ya que se consideraba que decían cosas sin sentido, por supuesto, porque no habían aún aprendido como eran las cosas en realidad. Era a los siete años cuando se hacía una gran ceremonia a la cual asistía mucha gente y se les colocaba una máscara colorida y con dibujos, que era diferente una de otra entre todas las personas, a la cual llamaban “personalidad”. Esta máscara se adhería a la cara y estaba realizada con un material especial que iba a acompañar a la persona hasta su muerte, inclusive se iba agrandando perfectamente en la medida en que se producía el crecimiento del niño. Es más, decían que la verdadera muerte se producía en el momento de desprenderse la misma, que no había manera que ello ocurriera antes. En esa máscara se grababan automáticamente todos los roles que la persona iba a ocupar en toda su vida; figuraba en ella que actividad o profesión desempeñaría, que rol ocuparía en la sociedad, que títulos tendría, cuáles serían sus bienes materiales, cuáles sus pensamientos, etc.

En esa sociedad nadie expresaba lo que sentía, todos repetían lo que el otro quería escuchar, lo que se “debía hacer”. Lo más importante era seguir a la masa para ser uno más y todo esto fue históricamente aprovechado para que los más poderosos, los de las máscaras más importantes, inculcaran y manejaran a su antojo al resto, pero nadie se daba cuenta de ello.

Un día sucedió, sin que nadie lo pudiera prever, que un joven encontró la manera de extraerse la máscara. Y luego de ello comenzó a decir lo que él veía y sentía, a expresar lo que su corazón le decía, a desmitificar todo, a intentar producir un cambio en la sociedad, en definitiva, a hacer caer la “hipocresía”.

Fue absolutamente incomprendido, agredido, aislado, tratado de imprudente, de loco, hasta de terrorista de estado. Pero él siguió diciendo su verdad y mostrándole a los demás como podía ser diferente la vida, manifestando lo que sentía, sintiéndose libre. Y sucedió que muchos jóvenes audaces, llamados “índigo”, comenzaron a seguirlo. Descubrieron que solamente con manifestar la verdad que se encontraba en el corazón de cada uno, la máscara se desactivaba y se caía mostrando el verdadero rostro de las personas o sea, lo que eran en verdad.

Hubo mucho miedo, casi terror, pero esto es lo que producen los auténticos cambios y, finalmente esa revolución en paz triunfó. Costó muchos años, casi dos generaciones, pero finalmente, todo se transformó y llegó un día en que hasta le cambiaron el nombre a ese mundo, que pasó a llamarse “Verdat” y a ellos mismos los “verdaderos”.

Sergio Lipp